ENTREVISTA CON LOS SEMINARISTAS

Piedras Negras, Coah. En esta segunda entrevista que le hicimos a los Seminaristas que están próximos a celebrar su imposición de sotanas el domingo 09 de diciembre en punto de las 11:00 a.m. en el seminario Diocesano de Piedras Negras, toca el turno al Seminarista Jonathan Burfford García de 18 años de edad, perteneciente a la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe en Nueva Rosita, Coahuila y esto fue lo que nos compartió:

 

1-¿Cómo experimentaste tu deseo de entrar al Seminario?

 

R: Creo que siempre hubo un conflicto interno sobre todo cuando era más chico, yo quería ser futbolista ya que me llamaba mucho la atención pero en determinado momento sentí que no era lo mío por que estuve cerca de poder entrar a un equipo de futbol  ya que hice unas pruebas y en ese momento no se qué paso simplemente sentí que algo toco mi corazón al comparar entre el Seminario o el futbol y entonces le exprese a mis papás ese sentimiento de que no queria pertenecer a un equipo de futbol sin embargo mis papás pensaron que estaba desanimado o en depresión por ya no pertenecer a dicho deporte. Después de un tiempo volví a entrar al equipo de futbol pero mi corazón no se sentía satisfecho, no sentía que verdaderamente eso me hacia feliz y entonces me atreví y entre al Seminario.

  

2-¿Cuales son las cosas que más te gustan del Seminario?

 

R: Hay muchísimas cosas que me gustan del seminario pero algo que me encanta es la fraternidad que vivimos día a día, porque nos vemos como hermanos, nos preocupamos el uno por el otro y pues también los momentos de convivencia, las platicas que siempre nos ayudan a siempre confiar en la otra persona, sobre todo saber que entre nosotros mismos nos estamos apoyando y que no estamos solos, ya que el camino es complicado pero siempre sabemos que tenemos el respaldo de nuestros compañeros cuidándonos las espaldas. Otra de las cosas que me fascina del Seminario son las platicas con los formadores, evaluar cómo vamos y sobre todo la dirección espiritual es la que a mí me gusta más porque a veces empiezo a descubrir ciertas carencias y cosas que para mi tal vez pasan desapercibidas pero que son cosas que necesito mejorar si verdaderamente quiero ser un buen católico.

  

3-¿Ha influido en tu decisión de entrar al Seminario el ejemplo de algún Sacerdote u Obispo?

 

R: Desafortunadamente en mi vida nunca me tope con algún Presbítero que yo recuerde. Creo que mi Papá ha sido un ejemplo a seguir, simplemente creo que él con lo que yo llamo “Destellos de fe”, hizo cosas tan pequeñas pero tan significativas que impactaron mi vida he influyeron para que yo estuviera aquí.

  

4-¿Pertenecías a algún grupo, movimiento o pastoral?

 

R: Si pertenecí a los 14 años al grupo de pascua juvenil en la Parroquia de Nuestra Señora de Fátima de la Ciudad del Carmen en la Diócesis de Campeche.

  

5-¿Que invitación le harías a los jóvenes que tienen esa inquietud de entrar al Seminario?

 

R: Yo les diría que esto es lo mejor que pueden hacer, si ustedes sienten ese llamado, más que entrar al seminario es un llamado a ser felices, es responder aquello que Dios nos pide pero sabiendo que tenemos una gran recompensa, independientemente si llegas o no a la ordenación sacerdotal pues aquí vas aprender muchísimo tanto humanamente, intelectualmente y espiritualmente, vas a tener cosas que puedes aplicar en cualquier momento de tu vida y les diría que es la mejor apuesta que pueden hacer en sus vidas.