MENSAJE A LA DIÓCESIS DE PIEDRAS NEGRAS

 “Sepan que yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo”

(Mt 16,16)

  

MENSAJE A NUESTROS FIELES

 

31 Marzo 2017

 

 

 

Muy amados hermanos:

 

Es de todos conocida la situación que estamos viviendo en nuestra Iglesia Diocesana. Nos encontramos en un momento difícil todos los que formamos parte de ella.

 

En algunos medios de comunicación y redes sociales se han publicado informaciones falsas, tergiversadas y muchas veces con mala intención contra personas e instituciones de nuestra Iglesia.

 

El hecho real es éste: Recibí una denuncia contra un sacerdote, por conducta inadecuada. Cumpliendo con mi obligación, he enviado a la Santa Sede la información debida para que se realice el debido proceso,  y también he notificado a la autoridad civil sobre esa misma denuncia, para que investigue y actúe conforme a la ley.

 

Ante todo esto, les digo a ustedes que estamos buscando la verdad y la justicia, y llegaremos a ellas; mientras tanto, les pido vivir en su significado más profundo lo que resta de la Cuaresma y la muy próxima Semana Santa, con la certeza de que este camino nos lleva a la nueva vida en la resurrección de Jesús.

 

Tengan esperanza, como yo la tengo, porque “la verdad nos hará libres”.

 

Además quiero dirigir una palabra:

 

A las personas que han sido afectadas directa o indirectamente por tan dolorosa situación: les pido perdón de corazón, y ofrezco la ayuda que un servidor y la Diócesis puedan brindarles, rogando a Dios sea Él su refugio y fortaleza.

 

A mis sacerdotes: los exhorto encarecidamente a un mayor compromiso con su testimonio sacerdotal y a una entrega más generosa, más disciplinada, más transparente, recordando que en los momentos críticos de la Iglesia, Dios ha suscitado grandes santos.

 

A los seminaristas y sus familias: les pido unidad en torno a la vocación de cada uno, y confianza en que a pesar de los vientos en contra, seguiremos cuidando con más diligencia de su camino vocacional.

 

A los medios de comunicación: les pido realizar sus labores periodísticas y de investigación con un pleno sentido de ética profesional y tratando de informar objetivamente, teniendo en cuenta que toda persona tiene derecho a su buena fama y es inocente mientras no se demuestre lo contrario. Les ofrezco mi acostumbrada disponibilidad para la realización de su trabajo.

 

A quienes han manifestado su aversión a la Iglesia: los invito a construir puentes entre nosotros  – siguiendo el ejemplo del Papa Francisco –  y a buscar cómo podemos , juntos, trabajar por el bien de la sociedad.

 

Confiados en el Señor que nos dice “todo acontece para el bien de los que aman a Dios”, invito a todos a mirar con inmensa esperanza los tiempos que han de venir.

 

Oremos a Dios con la intercesión de la Virgen María para que nos lleve a encontrar los mejores caminos a todos los que formamos esta porción de su pueblo.

 

Me despido haciendo mías las palabras del Señor a los suyos: “No temas rebañito mío”(Lc. 12,32)

 

Su obispo que les acompaña y les bendice.

 

                                                                                      OMNIA IN CARITATE

                                                                                 

†  Alonso G. Garza Treviño

Primer Obispo de Piedras Negras